Técnica Metamórfica: el papel del catalizador

tecnicametamorficaEn el caso de la técnica metamórfica el terapeuta es llamado catalizador. Recibe este nombre porque con sus acciones cataliza los cambios que conducen a las transformaciones que el paciente experimentará, de acuerdo con su sabiduría interior, su capacidad de afrontar las situaciones que le resultan dolorosas o complicadas y su voluntad de transformarse.

El catalizador usa las manos, pero esta técnica no pertenece a las terapias manuales. Utiliza un toque suave, a lo largo de diversas zonas de los pies, las manos y la cabeza. De este modo consigue movilizar la energía del paciente y, actuando sobre las zonas reflejas de la columna vertebral, deshacer los bloqueos que presente. No se hace diagnostico, ni juicio, no se aplica el toque en función de la dolencia o de unos puntos determinados. Simplemente se trabaja de manera indirecta, refleja, el núcleo energético de la persona, donde se encuentra condensada la mayor parte de información sobre esta.

metam1Conviene dejar claro que el catalizador no realiza ningún tipo de masaje. Por las característica de su toque, similar a una caricia, y porque no pretende afectar la zona que toda, si no todo el ser del paciente.

El trabajo del catalizador es, si consideramos sus acciones, muy sencillo. La terapia consiste en una serie de toques en pies, manos y cabeza. Se puede recibir terapia en camilla o en una silla. El paciente, queda relajado nada más empezar. Puede ocurrir que le vengan ideas a la mente, relacionadas con el origen de la dolencia y que se revivirán de manera liberadora, o que se caiga en un estado de profunda relajación, incluso llegando a dormirse. En este último caso, es común tener sueños. Este trabajo tan simple comporta unas dificultades para el terapeuta: debe mantener una actitud serena, tolerante, de armonía interior, libre de apegos, irradiando amor… Un buen catalizador trabaja duramente en su desarrollo personal, para ser capaz de ayudar, dando y no metam2juzgando.

La técnica metamórfica es una terapia vibracional muy poderosa. Desbloquea la energía acumulada o estancada y permite la libre circulación de la energía vital del paciente. A partir de aquí, la energía vital, guiada por la sabiduría interior del paciente realiza la transformación necesaria.

En resumen, el catalizador no cura, sólo ayuda a despertar la capacidad de curación del paciente, movilizando la energía vital de este sin dirigirla.