Test de Sangre HLBO

 

¿Quieres saber y prevenir tu estado de salut?

A través de una sola gota de sangre podemos tener información sobre el estado de los órganos y los factores de riesgo, mal estado del sistema inmune, intolerancias, estrés, intoxicación, déficits nutricionales… La gota de sangre da una información precisa del problema, aunque no es un método cuantitativo ni de diagnóstico de enfermedades. Su repetición nos facilita la información necesaria para saber a corto plazo si el tratamiento prescrito normaliza su estructura y con ello nuestra salud. Así podemos evitar en muchos casos la cronicidad de ciertas patologías.

hlbo1

El test HLBO nos da una información valiosa, no sobre el nombre concreto de la dolencia que se padezca, sino sobre el factor de riesgo (predisposición) que tenga la persona hacia posibles trastornos.

Esta técnica, que consiste en observar una gota de sangre recién coagulada en un microscopio adecuado a tal fin, nos muestra las deficiencias nutricionales o enzimáticas, acúmulos metabólicos tóxicos y, en definitiva, tendencias a la normalidad o la degeneración, hacia donde se dirige nuestro cuerpo en ese momento concreto.

hlbo2

Analizando la gota de sangre, nos damos cuenta que el trastorno, no es un síntoma, un parámetro bioquímico, inmunológico o histológico, sino más bien, intentos desesperados del cuerpo para permanecer vivo, en las mejores condiciones mientras las circunstancias lo permitan.

Con la observación a través del microscopio de la gota de sangre podemos entender el grado de salud emocional, física, orgánica, etc. También esta gota de sangre lleva en sí misma la información que nos permite encontrar las soluciones adecuadas a momentos de sufrimiento hepático, inflamación intestinal, exceso de acidosis, hipercolesterolemia, anemia, falta de vitamina C, etc.

hlbo3

Es una herramienta clave en cualquier terapia que nos ayude a buscar estados de salud. Nos permite encontrar mejor y más rápido la solución a cada dolencia. Además, tanto o más importante, es el hecho de que nos permite hacer un seguimiento. Así, cuando los síntomas por si mismos pueden suponer un escaso indicador de la evolución, la gota de sangre nos informa, día a día, de forma rigurosa de la mejoría o no de la persona.

Esta sencilla técnica, puede darnos un cuadro bastante exacto de nuestra realidad biológica, nos orienta hacia los cambios que debemos hacer (alimentación, depuración, etc.) incluso antes de que los síntomas se presenten de forma abrupta o lleguemos a un estado crónico del que sea difícil salir.

Como prevención también es muy interesante, pues nos permite adelantarnos a problemas que de seguro aparecerán si no cambiamos los hábitos de vida y mejoramos nuestra alimentación.

Con el test podremos conocer los factores de riesgo patológico y tomar medidas paliativas o preventivas, con medicina convencional o recurriendo a analíticas médicas. Los factores de riesgo que se pueden detectar son:

  • Acumulación de radicales libres
  • Anemias
  • Cáncer
  • Déficit de vitamina C
  • Déficit o mala calidad de proteínas
  • Estrés cardiaco
  • Estrés adrenal
  • Estrés hepático
  • Estrés oxidativo
  • Exceso de proteínas
  • Hipercalcemia
  • Parásitos (sin comprobar)
  • Predisposición a trastornos circulatorios o degenerativos o ambos.
  • Presencia de metales pesados
  • Procesos celulares
  • Procesos humorales
  • Quistes (en estudio)
  • Toxicidad general
  • Toxicidad intestinal
  • Trastornos del metabolismo del calcio
  • Trastornos del sistema linfático (sin comprobar)
  • Trastornos digestivos: , enzimáticos, malas digestiones, alergias
  • Trastornos hormonales
  • Trastornos inmunológicos (en estudio)
  • Trastornos musculares (sin comprobar)
  • Tratamientos sin resultados positivos
  • Tratamientos con resultados positivos

 Contacta con nosotros para concertar una visita.