Yoga: unión entre cuerpo, mente y espíritu


La práctica del yoga se ha popularizado en los últimos años, y cada vez son más los centros especializados que ofrecen clases y sesiones de meditación. Mucha gente se acerca al yoga pensando que se trata de un deporte más, de una manera de estar en forma o de combatir los dolores de espalda. Sin embargo, el yoga es mucho más que eso: es una filosofía y, sobre todo, el yoga busca la unión entre cuerpo y mente. Hacemos un repaso de todos los beneficios que implica la práctica de esta disciplina milenaria.

La palabra yoga procede del término sánscrito “yuj”, que significa “unir”, y su práctica pretende armonizar cuerpo, mente y espíritu. Esta idea de conexión entre cuerpo y mente no es exclusiva de Oriente, pues ya el dicho latino “Mens sana in corpore sano” hacía referencia a la imposibilidad de separar ambas facetas, y de cómo el bienestar o el malestar de una influye en la otra. “Es importante tener claro esto a la hora de empezar a practicar yoga”, explica Almudena Ovejero, fundadora del centro Universo Yoga. “Yoga es cuerpo, pero también es mente, espíritu y energía. No es gimnasia, ni un deporte, ni una religión. Yoga es unión”.

la-practica-de-yoga-tiene-muchos-beneficios-para-la-salud-22803Los beneficios de practicar yoga y meditación son innumerables y están contrastados por multitud de estudios científicos. El yoga mejora la flexibilidad, tonifica los músculos, corrige la postura, fortalece la columna, mejora la circulación y la digestión, elimina la fatiga, combate el insomnio y los problemas respiratorios, aumenta la concentración, mejora el equilibrio y en general refuerza la sensación de bienestar y felicidad. Estudios recientes han comprobado que los yoguis que tienen el hábito de meditar desde hace años presentan más plegamientos en la corteza del cerebro, una característica que se relaciona con los procesos afectivos, la memoria y la habilidad en la toma de decisiones. Además, en las personas que practican meditación se observa una mayor capacidad para leer las expresiones faciales de los rostros, así como una actividad cerebral más alta en las áreas del cerebro relacionadas con la empatía, según reveló un trabajo publicado en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience.

Yoga y estrés

posicion-del-arco-317En cuanto al estrés, la enfermedad “estrella” de nuestra sociedad, un estudio de la revista Psychoneuroendocrinology demostró que la práctica de tan solo 12 minutos diarios de meditación reduce la respuesta inflamatoria del sistema inmunitario, muy relacionada con procesos crónicos como la ansiedad y el estrés. “Con la practica de yoga y de meditación conseguimos reducir los niveles de estrés y de ansiedad”, explica Almudena. “Los ejercicios de respiración o pranayamas con los que empezamos la sesión ayudan a calmar la mente y, a continuación, las posturas o asanas consiguen liberar la tensión de cuello, hombros y espalda, que son las partes del cuerpo donde se manifiestan los problemas de ansiedad y estrés. Por último, los ejercicios de relajación permiten tomarse un tiempo para uno mismo, para desconectar del mundo exterior y convertirse en un mero espectador, sin juzgarse, aceptándose, respetándose y escuchándose”.

La práctica del yoga es recomendable para cualquier edad: desde en el vientre materno con el yoga para embarazadas hasta las etapas de madurez con el yoga para mayores, esta disciplina se adapta a cualquier edad y circunstancia. Eso sí, es necesario acudir a clases con profesionales especializados y comentar con tu maestro los problemas de salud que tengas. “Si hay algún problema físico específico, como lesiones de espalda o dolores de articulaciones, se pueden y deben adaptar las posturas a las necesidades de cada practicante”, explica Almudena, “También se pueden usar accesorios que en determinados momentos puedan facilitar los ejercicios como pueden ser cinturones, cojines y mantas. En ningún momento hay que sentir dolor, porque entonces ya no es yoga. Yoga es respeto por el cuerpo”. Su práctica no está contraindicada a no ser que el médico lo ordene, pero en general son cada vez más los psicólogos, fisioterapeutas y profesionales de la salud que recomiendan el yoga a sus pacientes para mejorar el bienestar físico y mental.

En resumen, se trata de cuidar y respetar el cuerpo en cada etapa de la vida y trabajar con él. Como concluye Almudena: “el cuerpo es un templo que hay que cuidar, porque lleva dentro la esencia”.

 

Fuente: Universo Yoga